Limpieza de tuberías con agua a presión

Limpieza de tuberías con agua a presiónA la hora de rehabilitar redes de agua, una de las mejores maneras de hacerlo es mediante el agua a presión y otros elementos de vanguardia. Los operarios valorarán qué tipo de acción hay que realizar en cada momento. La limpieza de tuberías con agua a presión se convierte en uno de los trabajos fundamentales para el buen estado de la totalidad de las infraestructuras. Son acciones que se piden de forma urgente y también como mantenimiento para toda clase de redes de agua, tanto viejas como de nueva instalación.

Cuando se solicita un trabajo urgente con agua a presión, normalmente está relacionado con atascos en algún punto de las cañerías... atrancos que han de solventarse sin que impliquen roturas u otros problemas en las redes... incidencias que pueden ser causadas por acciones demasiado invasivas, las cuales no son apropiadas en la mayor parte de los casos.

Los atascos que causan incrustaciones de restos orgánicos, de óxido o restos de cal, son retirados mediante el agua a presión, que se conducen controladamente desde las cubas a través de mangueras que poseen terminaciones de variados diámetros. Con el material adecuado y a la medida, es fácil llegar a resolver muchos problemas en las redes... Sin embargo, de poco serviría la sofisticación en el material si este fuese utilizado por personal no experto.

Pero no solo se realizan limpiezas de tuberías mediante el agua a presión, también otras tareas que son de gran ayuda para muchas personas, por ejemplo, para todas aquellas que se ven afectadas por inundaciones o encharcamientos. Tras haber actuados las bombas de succión, le llega la hora al agua a presión para lavar totalmente las superficies y estructuras que se han visto afectadas por el lodo y la basura. Los camiones cuba disponen de tecnología lo bastante sofisticada como para enfrentarse a cualquier situación en redes de agua.

Servicios de fontanería 24 horas

Servicios de fontanería 24 horas
Los mejores especialistas están dispuestos a atenderle cuando, por cualquier motivo, fallan sus redes de agua y se encuentra ante fugas, inundaciones y otros problemas que deben ser resueltos rápidamente. La rapidez es fundamental para atajar incidencias que resultarán caras más tarde. Los servicios de fontanería 24 horas, permiten la actuación rápida a través de profesionales cualificados. Uno de los trabajos que se facilitan rápidamente, acudiendo al inmueble, es la reparación de tuberías.

Estas pueden estar estropeadas por fisuras, por atascos en su interior, por su propia degradación fruto del paso del tiempo... De cualquier manera, los especialistas en fontanería y desatascos deben poner la solución precisa. Esta puede ser una rehabilitación a través de materiales de nueva generación, materiales como las camisas de fibra de vidrio y las resinas que resisten perfectamente el continuo contacto del agua. Estos trabajos se dan cuando las redes presentan algunos problemas puntuales, como fisuras. En caso de producirse un deterioro generalizado, lo mejor es sustituir las redes enteras. Los profesionales fontaneros siempre están en contacto con los clientes para que estos finalmente hallen todas las posibilidades que estaban buscando.

Por otro lado, se realizan desatascos de tuberías, de fregaderos, lavabos y cualquier otra instalación en donde una obstrucción interna pueda provocar una retención de agua y una subida de nivel de esta. Los especialistas asimismo le aseguran una rehabilitación para eliminar humedades de las paredes, consecuencia de las fugas y las filtraciones.

Las manchas húmedas en techos y paredes, resultan antiestéticas y además perjudiciales para los revestimientos de los muros. Confíe en especialistas que llevarán a cabo una inspección completa de las tuberías y componentes vinculados a las redes hidráulicas, para localizar el problema y dar la más pronta solución. También los especialistas de un servicio de fontanería 24 horas, le asisten para poner a punto su aljibe o pozo de agua para comunidades y otros inmuebles.

¿Cómo desatascar con sosa?

¿Cómo desatascar con sosa?
Los inquilinos de inmuebles (de alquiler o en propiedad) tienen muchas posibilidades para hacerse cargo de problemas en sus redes hidráulicas, problemas que pueden venir determinados por instalaciones previas defectuosas y, más frecuentemente, por negligencias de los propios usuarios. En ocasiones, los usuarios que tienen cuidado con sus instalaciones, se encuentran con incidencias provocadas por acciones de anteriores inquilinos.

Esto normalmente ocurre en inmuebles alquilados, en los cuales las redes de agua suelen estar deterioradas cuando nos referimos a edificios de antigüedad. Muchos usuarios se preguntan cómo desatascar con sosa, pues se hallan con atascos que no saben resolver, atascos que se manifiestan con subidas del nivel del agua en los sanitarios, incorrecto tragado del agua por los sumideros de fregaderas, lavabos...

La sosa cáustica resulta ser uno de los productos más indicados para realizar desatascos caseros. Es muy abrasiva, por lo que deberá utilizarse con cuidado. No estamos hablando en esta ocasión de productos naturales o no perjudiciales, como el vinagre, los posos de café o el bicarbonato. El poderoso abrasivo puede provocar quemaduras de importancia si es manejado de una manera poco cuidadosa.

Antes de realizar cualquier otro paso, quien vaya ha realizar el desatasco con sosa, deberá protegerse manos, brazos, etc. Asimismo hay que prestar atención a los ojos, los cuales no deben sufrir salpicaduras en ningún momento. Después de progerse con guantes y ropas gruesas, se procederá a echar una tacita de sosa cáustica por el sumidero de la instalación que se desee limpiar.

El sumidero habrá de estar seco, pues de lo contrario no funcionará la técnica. Tras echar la sosa, se echará despacio agua caliente. La combinación provocará que las incrustaciones y tapones que originan los problemas, vayan desapareciendo. Es importante tener un poco de paciencia y esperar por lo menos 15 minutos antes de dejar caer el agua corriente y comprobar el resultado.

Limpiar las tuberías de casa

Limpiar las tuberías de casa
Aunque uno de los mejores métodos para limpiar las tuberías de casa es el agua a presión, no todo el mundo se halla en posesión de los medios adecuados para conseguirla. Existen aparatos de agua a presión portátiles, pero frecuentemente son los camiones cuba los encargados de facilitar un caudal de agua a la suficiente presión como para arrancar hasta costras de herrumbre. Sin embargo, hay veces en que los especialistas puede dejar paso a los propios usuarios, asesorándoles respecto a posibles trabajos que estos puedan llevar a cabo.

Los trabajos caseros para limpiar las tuberías o evitar los malos olores de estas, han de ser llevados a cabo cuando los problemas sean accesibles. Los usuarios no profesionales no deben realizar obras ni tratar de acceder a zonas complejas de las instalaciones. Para llevar a cabo las tareas, se han de realizar a través de los sumideros accesibles, así como desagües que puedan ser intervenidos sin necesidad de obras ni desmontajes.

Para mantener una limpieza diaria en las tuberías y evitar el mal olor, se proponen métodos tradicionales, como verter posos de café por los sumideros... acción que si se lleva a cabo diariamente puede evitar los malos olores, siempre que no haya en el interior de las tuberías obstrucciones más complicadas, que requerirán otros métodos.

Se puede utilizar un procedimiento para limpiar las tuberías y de paso desatrancarlas, cuando provocan una elevación del nivel de agua en fregaderos, bañeras, lavabos... El procedimiento en que se utiliza bicarbonato y vinagre ha de ser llevado a cabo en instalaciones sin agua. El sumidero ha de estar bien seco para actuar. En este caso, se verterá bicarbonato intentando que no quede apelmazado y que caiga bien por el hueco. Posteriormente se verterá vinagre. En ambos casos, con medio vaso de cada producto servirá. Cuando se eche encima del bicarbonato el vinagre, propiciarán una reacción que atacará la obstrucción. Después de dejar pasar unos 20 minutos, hay que echar unos 3 l de agua caliente salada.